Qué es un VPS y para qué podemos utilizarlo

Ideas como un sistema de videoconferencia privado o un servidor de partidas para gaming

0

Nota: este es un contenido patrocinado

«No existe la nube, sólo los ordenadores de otras personas» es una máxima que viene a resumir bastante bien lo que es el cloud, aunque lo simplifica hasta tal punto que lo reduce a una mínima expresión que acaba por no reflejar una realidad innegable del mismo cloud: que la nube son ordenadores de empresas que ofrecen ese servicio, con todas las garantías como privacidad, y protección de los datos.

Y dichos ordenadores pueden ser contratados de varias formas, aunque la que más a cuenta acaba saliendo es la de servidor privado virtual, más conocido por las siglas en inglés de VPS (virtual private server).

Obviamente, también podemos disponer de un servidor físico exclusivo para nosotros, pero teniendo en cuenta la potencia de las máquinas alojadas y su coste, generalmente para la mayoría de proyectos que tengamos, y vayan desde una página web hasta un sistema de business intelligence, solamente necesitaremos una parte de este servidor físico.

Es por ello que, utilizando la tecnología de virtualización, en un único servidor se ejecutan varias máquinas virtuales en paralelo, con servicios como copias de seguridad y actualizaciones del sistema, que podemos gestionar a nuestro antojo.

Otra ventaja de los servidores virtuales privados es que sus capacidades son dimensionables según nuestras necesidades; podemos escalarlos de forma dinámica ampliándolos en momentos que requerimos un tráfico punta o una mayor capacidad de memoria, almacenamiento o potencia de cálculo, devolverlos luego a su estado anterior, o incluso reducir sus prestaciones si la aplicación o servicio que empleamos en ellos no demanda tanto como teníamos previsto inicialmente y, en consecuencia, habíamos contratado, lo que se acaba reflejando en una disminución de la cuota mensual a pagar.

Finalmente, los VPS suponen una gran ventaja sobre los servicios que se contratan para la realización de una tarea concreta como, por ejemplo, una cuenta para realizar una página web, o mantener un servidor de archivos, ya que podemos darle el uso que queramos o varios usos a la vez.

Algunas ideas para aprovechar un servidor VPS

¿Que es VPS? Debemos verlos como máquinas conectadas y disponibles las 24 horas del día, todos los días del año, que pueden alojar servicios y contenidos accesibles desde cualquier parte del mundo.

Trabajadores de un centro de datosEl uso más típico de estos servidores son las páginas web, que gracias a la naturaleza del propio VPS, pueden ser ampliadas con foros de discusión, servicios de descarga de ficheros, u otras utilidades a gusto del cliente, lo cual los pone por encima de un servicio estándar de alojamiento de sitios web, que siempre se encuentra limitado por lo que ofrece a todos los demás clientes que lo contratan.

A partir de aquí, el universo de aplicaciones es infinito y abarca todas las facetas que podamos imaginar de un ordenador: servidor de videojuegos para grupos de amigos y clanes o equipos de eSports, servidor de aplicaciones corporativo, montar el servidor de nuestro propio negocio de confección de páginas web, alojamiento de ficheros, de copias de seguridad remotas, montarle un servidor de red privada virtual (VPN) propio…

Incluso, echándole imaginación, podemos montar un servidor de videoconferencia propio (podemos emplear un software como es el de Jitsi, que es libre) para garantizar la máxima privacidad de nuestras reuniones virtuales, o un servidor de escritorios remotos, de forma que podamos trabajar con nuestras aplicaciones, configuración e, incluso, con un detalle como es el fondo de pantalla personalizado, desde cualquier parte del mundo sin tener que acarrear un ordenador concreto.

Ventajas de OVHcloud

Empresas que ofrezcan este servicio hay muchas, pero debemos saber elegir las que ofrecen un precio justo por una configuración eficiente, dejando de lado aquellas ofertas con precios por los suelos que, a cambio, nos ubican en servidores masificados con un ancho de banda y prestaciones limitados por la letra pequeña de un contrato que nos han abocado a firmar atraídos por una publicidad que solamente destaca las -pocas- virtudes del servicio.

En contraposición a estos, OVHcloud ofrece equipos de altas prestaciones basados en la arquitectura de Intel, considerada la mejor del mercado, con unidades de almacenamiento SSD NVMe (las más rápidas y eficientes) y disponibilidad de sistemas tanto Microsoft Windows como GNU/Linux, sin limitaciones de tráfico entrante y saliente.

Además, contamos con la posibilidad de contratar extras como una IP correspondiente a una área geográfica distinta a aquella en la que nos encontremos, o balanceo de carga automático para prever picos de demanda en el servicio.

A partir de 4,60 € mensuales más IVA para la configuración más simple, OVHcloud ofrece una escala de precios en sus VPS, según la cantidad de núcleos virtualizados que queramos para nuestro servidor, la memoria RAM, el almacenamiento, y el ancho de banda.

Cargando...