Se avecina la primera guerra cibernética de la historia

Según ‘The Washington Post’, George Bush ya ha ordenado a su Gobierno que redacte las líneas directrices para lanzar ataques a través de Internet contra las redes de ordenadores enemigas.El gabinete informático del presidente estadounidense está redactando un conjunto de normas que servirán para decidir cuándo y cómo atentar contra sistemas informáticos extranjeros.

Al menos así lo publica el rotativo ‘The Washington Post’, que asegura que el presidente de Estados Unidos, George W.

Bus, firmó una directiva que ordenaba al ejecutivo estadounidense desarrollar un plan estratégico basado en Internet.

Incluso, se rumorea que el Pentágono está considerando seriamente trasladar el campo de batalla sobre la WWW.

Y es que, de hecho, ya se han considerado algunas operaciones informáticas ofensivas contra Irak.

Altos cargos militares han dado su opinión

El rotativo ha citado a destacados cargos que no ha identificado diciendo que Estados Unidos nunca ha realizado ciberataques estratégicos a gran escala, pero que el Pentágono había acelerado el desarrollo de armas cibernéticas.

Los estrategas militares imaginan a soldados en ordenadores invadiendo en silencio redes extranjeras para desactivar los radares e instalaciones eléctricas y trastornar los servicios telefónicos, dijo el periódico.

Los responsables dijeron al ‘The Washington Post’ que, a pesar de muchos meses de debates entre el Pentágono, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Nacional de Seguridad, aún no se habían resuelto una serie de asuntos y la directiva del presidente se encontraba aún en una etapa inicial.

Sin embargo, un alto cargo del Gobierno ha señalado: “Estamos tratando de ser minuciosos y cuidadosos en esto.

Yo espero que el proceso termine en otra directiva (…) que establezca las bases”.

La guerra cibernética está a la vuelta de la esquina.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más