Viviane Reding abronca preventivamente a González-Sinde

Ha estado nuestra inefable Vivi
en Barcelona, en las Jornadas de las Telecomunicaciones
organizadas por la CMT, y le ha faltado tiempo para liarla,
advirtiendo
que Bruselas no permitirá que se empiecen a desconectar aquí
a quienes descarguen contenido protegidos por derechos de autor.

“Las medidas españolas que
podrían permitir un procedimiento para cortar Internet sin un
proceso judicial previo van a entrar en conflicto con la ley
europea”, declaró ante el desconcierto de propios y extraños,
que se habían levantado leyendo
que el Parlamento Europeo había aprobado la polémica
directiva que daba a cada gobierno la posibilidad de pasar
olímpicamente de ordenes judiciales y de dejar sin Internet a quien
le apetezca siempre y cuando se monte un paripé extrajudicial con
apariencia de “justo e imparcial, que incluya el derecho del
usuario a ser escuchado”.

Esto, junto con que la ínclita
ministra González-Sinde ha murmurado en alguna ocasión que
piensa dedicarse a fastidiar a las páginas webs de enlaces de
descargas, no a los usuarios, y que se abandonó la idea de seguir el
modelo francés, ha dejado patidifuso a más de un asistente a las
Jornadas, incluyendo al presidente de la CMT, anfitrión
del acto, Reinaldo Rodríguez, que, retorciéndose las manos
por las esquinas, como alma en pena, aseguró a todo el que le quiso
escuchar, y a algunos más que pasaban por allí, que todo era un
malentendido, que ni Viviane no quería decir eso ni la
normativa española será contraria a las directrices de la UE.

No obstante, la redacción de las
normas que se aplicarán en España andan muy avanzadas, se
conocerán en breve, y no faltó quien aseguró, a pesar de los
lamentos y rasgarse vestiduras oficiales, que la Comisaria Europea
no andaba descaminada al advertir e invitar “a las autoridades
españolas a tener contactos con la comisión (europea) antes de ir
en una dirección que resultará en un callejón sin salida”,
que las filtraciones que le habían llegado eran muy ciertas y que
sabía muy bien lo que decía.

Malentendido o que nos están
preparando una burrada tal que deje pequeño (más) a Sarkozy,
a saber.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más