La contratación de ADSL o móvil requerirá la firma del usuario y habrá 14 días para echarse atrás

Ayer, el Gobierno presentó las novedades de la Ley General para la Defensa de los Derechos de los Consumidores y Usuarios, en la que se modifica el proceso de contratación a distancia en los servicios de internet y telefonía.

Esta nueva norma implica una mejora significativa para los clientes de este tipo de servicios, ya que al contratar mediante una llamada telefónica un servicio, se deberá confirmar la contratación a través de un “soporte duradero”. En concreto, el consentimiento deberá llevarse a cabo mediante papel, fax, email o SMS, descartando a partir de ahora la grabación de consentimiento que se utilizaba hasta el momento.
Gracias a esta nueva reforma, el consumidor podrá ver por escrito el producto que va a adquirir antes de contratarlo definitivamente y todo lo que ello supone. Asimismo, deberá constar el precio final del servicio en todos los documentos.

La segunda modificación se refiere al tiempo que tiene el usuario para renunciar a la contratación. Hasta el momento, los clientes contaban con 7 días, pero ahora dispondrán de 14. En el caso de que no se informe al usuario de este apartado, el plazo se ampliará automáticamente a 12 meses.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

neque. tempus Sed ut consequat. elit. Donec adipiscing felis ut