¿Es este el cable USB definitivo?

La mayoría de nosotros le damos poca importancia al cable USB con el cual cargamos nuestros dispositivos, como el smartphone o la tablet, y nos centramos más en mirar el cargador. Incluso, a veces, nos atrevemos con cargadores y cables de terceras partes adquiridos en comercios de dudosa reputación, sólo por el precio, jugándonos la integridad de la batería de nuestro costoso teléfono.

Y no imaginamos lo trascendental que es disponer de un buen cable USB, capaz de suministrar la cantidad de energía necesaria, sin pasarse de la raya, que pueda prevenir los efectos de una sobrecarga. Y, si a esto le añadimos un reloj temporizador para que deje de cargar el dispositivo al cabo de un tiempo determinado, podríamos decir que casi tendremos el cable perfecto.

Esta configuración tiene nombre propio, Prufen Smart Cable, y hace unos días que se encuentra activa una campaña de crowdfunding en Kickstarter para financiarlo.

Concebido e impulsado por Sian-Ee Goh, ingeniero eléctrico en la Universidad Estatal de Oklahoma (Estados Unidos), este cable permite acabar con uno de nuestros principales temores: ¿qué pasa si dejo el teléfono cargando toda la noche? ¿se sobrecargará y ello acabará afectando la batería?

A veces, no hay más remedio que dejar el teléfono cargando toda la noche, pero ¿no sería fantástico poder hacer que la carga se apagara al cabo de un tiempo predeterminado? Eso es precisamente lo que hace el temporizador del Prufen: si nuestro dispositivo tarda una hora y media en cargar, podemos programarlo para que esté en funcionamiento durante dos horas y, tras ese tiempo, corte el suministro de corriente, preservando así la integridad de la batería del terminal.

Este cable no solamente dispone de la funcionalidad del temporizador; además de estar fabricado con materiales de primera calidad, también cuenta con un medidor de amperaje, de forma que podremos conocer en cualquier momento el estado de la batería de nuestro móvil o dispositivo análogo, o bien verificar si nuestra batería externa es capaz de servir realmente los miliamperios (mAh) que se indicaban en el paquete.

En cada punta del cable, disponemos de un sensor de temperatura (dos en total) que cortan el suministro si detectan más de 55 grados centígrados en modo de carga normal, y más de 65 en modo de carga rápida, evitando así sobrecalentamientos, algo que puede afectar a la vida operativa de la batería.

El control de temperatura actuando al detectar un exceso de calor, y cortando la corriente para evitar daños
El control de temperatura actuando al detectar un exceso de calor, y cortando la corriente para evitar daños

La revisión continuada del voltaje es también otra funcionalidad que proporciona este cable. El estándar USB marca una alimentación de 5 voltios. Por debajo de los 4,5 V puede producirse una sobrecarga, por lo que el cable cortará el suministro antes de que eso ocurra, en caso necesario. Igualmente, también corta la corriente si esta baja de los 2,4 amperios.

Los conectores de cada uno de los lados están construidos de forma sólida y robusta en una sola pieza, lo cual evita roturas, mientras que el adaptador MFi para conectores Lightning ha sido aprobado por Apple, ofreciendo con ello la mejor garantía para los poseedores de dispositivos con el logo de la manzana. También cuenta con adaptador a USB-C.

Y ¿cuanto vale esta pequeña maravilla? Pues barato, si lo comparamos con otros cables USB, no es, pero hay que considerar todas las medidas de protección que incluye: 30 dólares para el cable en sí, y 42 si lo queremos también junto al adaptador MFi antes comentado.

El presente cable no constituye la primera experiencia de Goh, que financió un modelo anterior (idéntico pero sin temporizador) con éxito a través de otra campaña también en Kickstarter. Los interesados aún tenéis casi tres semanas para contribuir a la campaña de financiación y compraros una de estas pequeñas maravillas.

Categorias: Gadgets

Etiquetas:

Deja un comentario!