la vanguardia

Probamos el Osmo Mobile, estabilizador de imagen para smartphone

DJI es una marca especialmente conocida por sus drones, aunque también fabrica y comercializa dispositivos profesionales y para entusiastas hardcore tales como cámaras con estabilizador, o estabilizadores a los cuales acoplar una cámara.

Entre estos últimos, de la gama Osmo, tenemos el modelo Mobile, que nos permite aprovechar nuestro smartphone como cámara, añadiéndole el plus de una estabilización profesional.

Si llegados a este punto estás pensando que tu teléfono ya tiene estabilizador de imagen para grabar vídeo, te diré que en absoluto puede competir con el Osmo Mobile, y por una simple razón: el hardware.

El Osmo Mobile es un mando con un bastidor para montar el móvil y una serie de elementos giratorios, que utiliza el principio del giroscopio para balancear el smartphone, anulando de esta forma cualquier altibajo de la grabación.

Vista general del Osmo Mobile con un smartphone
Vista general del Osmo Mobile con un smartphone

La estabilización de imagen de un smartphone de gama alta es capaz de anular el efecto de movimiento en la filmación que puede producir, por ejemplo, la respiración. Pero ¿habéis probado a correr con el móvil en la mano?

Si no lo habéis probado, ya os digo yo que la imagen se mueve como si estuviéramos en un barco que atraviesa una tempestad. Pero, en cambio, si utilizamos el Osmo Mobile, este movimiento apenas se nota, consiguiendo una imagen fluida que capta nítidamente el lugar por el que nos movemos.

Así que antes de pasar a hablar sobre el aparato en sí, os dejo un par de muestras en forma de vídeos comparativos.

En primer lugar, dos vídeos tomados sin utilizar el estabilizador de imagen Osmo Mobile de DJI:

 

Y, seguidamente, sus réplicas grabadas en el mismo recorrido empleando el estabilizador:

 

Un dispositivo simple pero completo

Hacerse con el control del Osmo Mobile no es difícil. El manual de instrucciones es reducido y muy entendedor (nota para DJI: imprimidlo en un formato en que se pueda abrir sin tener que sujetarlo con una mano, porque seguirlo mientras pones en marcha el Osmo Mobile es un poco complicado, ya que el pequeño manual se cierra solo).

Montamos el teléfono en una toma capaz de asirlo fuertemente pero con la suficiente suavidad como para no apretarlo mucho. En mi caso, esto me fue útil, pues el área de sujeción coincide con la botonera para subir y bajar el volumen, y si apretaba mucho el agarre, bloqueaba el teléfono sin que este respondiera a ninguna acción.

De esta forma, he podido montarlo en el agarre sin apretar, pero suficientemente seguro como para que no sufriera ningún accidente con una caída al suelo que, a buen seguro, hubiera sido fatal.

El Osmo Mobile dispone de una batería, la cual proporciona unas cuatro horas de autonomía, y que deberemos cargar para poder utilizarlo. Vale la pena señalar que sin montarle el teléfono en el soporte, el estabilizador tampoco funciona (tiene una funcionalidad de detección inteligente).

Es también conveniente instalar la aplicación DJI GO en nuestro terminal, cosa que podemos hacer desde Google Play o App Store (yo la he probado en un terminal Android, concretamente el Sony Xperia Z5), ya que si no, el dispositivo pierde mucha parte de su gracia, pues nos permite utilizar los botones de grabación presentes al lado del joystick del mando.

Detalle de la botonera de control del Osmo Mobile
Detalle de la botonera de control del Osmo Mobile

Una vez instalada la app, y desde esta, emparejaremos vía Bluetooth (para lo cual en el teléfono debemos tenerlo activado) el terminal con el dispositivo estabilizador.

A partir de aquí, el resto es historia: grabaremos vídeo y tomaremos fotos desde la misma app de DJI, sin tener que tocar el teléfono para nada más que elegir determinadas opciones de ajuste de la imagen, pero lo que es realizar zoom, grabar, parar, o disparar una fotografía, lo haremos todo cómodamente desde los controles que encontramos al alcance del pulgar.

El joystick que he mencionado antes, en forma de botón, nos permite mover el ángulo de cámara hacia los lados y arriba-abajo de una forma fácil sin tener que tocar con la mano libre en ningún otro lugar o activar otro mecanismo.

Un botón en la parte trasera del mando, al que llegamos cómodamente con el índice, nos permite “bloquear” el punto de vista, fijándolo en lo que estamos captando. De esta forma, mantenemos la escena aunque nos movamos ligeramente… o nos muevan.

Porque esto se demuestra especialmente útil en medio de multitudes, en las cuales es fácil que quienes tenemos a nuestro alrededor choquen contra nosotros, provocando movimientos que se notan en la grabación. Fijar el foco de la imagen nos permite, precisamente, mantener el enfoque aunque alguien choque accidentalmente contra nosotros y nos haga mover nuestro cuerpo.

Otra funcionalidad del botón es que, cuando lo estamos pulsando y tenemos el enfoque fijado, al utilizar el joystick de movimiento, lo que haremos será activar el zoom.

Detalle del mecanismo de giro del Osmo Mobile
Detalle del mecanismo de giro del Osmo Mobile

Entre las funciones más interesantes de la app DJI GO, tenemos la posibilidad de emitir vídeo en directo a través de los servicios Facebook Live y YouTube Live entre otros.

El estabilizador de imagen Osmo Mobile tiene un precio de 239 € en la tienda online de DJI.

Conclusión

¿Vale la pena la inversión que supone este dispositivo? Si te dedicas a usos profesionales, trabajarás con una cámara profesional y, por lo tanto, un estabilizador profesional adaptado a una cámara de gran formato.

El Osmo Mobile se dirige al aficionado, y aunque es válido para cualquier uso, está pensado claramente para quien quiera tomar imágenes estando en movimiento con una calidad muy cercana a la que ofrecen los sistemas de estabilización profesionales.

Ejemplos de uso pueden ser el captar imágenes de una competición deportiva o actividades propias o de terceros, eventos realizados en público, y para virtuosos del vídeo doméstico en cualquier circunstancia.

Share

Categorias: Gadgets

Etiquetas: ,,

Los comentarios están cerrados