Vodafone se lleva casi la mitad de las denuncias de consumo en telecos en 2018

Según FACUA-Consumidores en Acción, el volumen de denuncias presentadas ante la asociación sobre prácticas abusivas en el sector de las telecomunicaciones subió desde el 10,3% de las denuncias en 2017 hasta el 19,4% a lo largo del año pasado, con un total de 13.175 casos abiertos.

Con ello, el de las telecomunicaciones se erige como el segundo sector con un mayor número de quejas de los analizados por FACUA, detrás del sector sanitario, que acaparó un 27,4% de las quejas presentadas ante la entidad, y por delante del sector bancario, este último con un 16,1% de las reclamaciones.

De los 4 millones de euros impuestos en multas a las empresas por la acción de FACUA, 3,2 de estos (un 80%) han recaído en la industria de las telecomunicaciones.

Vodafone, líder en quejas

La operadora británica ya había acaparado en 2017 un 44,6% de las quejas de los usuarios a FACUA, pero a lo largo de este pasado año 2018 ha protagonizado un salto adelante en la infausta lista de la asociación de consumidores, ya que la sigue liderando pero con mayor margen sobre sus competidores, concretamente un 48,3% de las quejas, casi la mitad de estas.

La segunda operadora en esta nefasta lista es France Telecom, con un 28,8% de las quejas (baja desde el 31% del 2017), repartidas entre sus dos marcas principales con un 15,2% para Jazztel y un 13,6% para Orange.

Pese a ser el primer operador en número de clientes, Movistar fue solamente el tercero en la lista de quejas, con un 13,1% del total durante 2018, un porcentaje que también baja respecto al año anterior 2017, en el cual acaparó el 18,4%.

Cierra la lista de los cuatro operadores principales el Grupo MásMóvil, con un 8,8% del total en 2018, creciendo desde el 6,1% que obtuvo en 2017. De este grupo, el 4,2% de las quejas fueron de los usuarios de Yoigo, el 4,1% de los de MásMóvil, y el 0,5% fue para los clientes de Pepephone.

No respetar los compromisos publicitarios, principal causa de queja

Según apunta FACUA, la principal causa de las quejas de los consumidores fue la subida de tarifas de forma fraudulenta incumpliendo los compromisos publicitarios o las cláusulas de permanencia.

También destacan las denuncias por incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia.

Otras quejas también planteadas por los socios de FACUA y los usuarios de su servicio consisten en la exigencia, por parte de la operadora, del pago de deudas inexistentes o infladas, la inclusión ilícita en registros de morosos, el cobro de llamadas no realizadas, o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta.

FACUA ha aprovechado la ocasión para criticar la pasividad del gobierno estatal y de las autoridades autonómicas competentes en materia de protección del consumidor ante los numerosos y continuados fraudes en la industria de las telecomunicaciones, así como las escasas multas impuestas y su irrisoria cuantía.

Cargando...