Jumia, la ‘Amazon africana’ debuta en la bolsa neoyorquina

0

Hace algún tiempo escuché, de una voz muy autorizada en la materia, decir que «creo que de África nos vendrá alguna revolución muy interesante en materia tecnológica a lo largo de los próximos cinco años«. Jumia podría ser la avanzadilla de dicha revolución.

Jumia nacía en 2012 en Lagos (Nigeria), de la mano de cuatro emprendedores, dos de ellos antiguos consultores de la conocida McKinsey.

Rápidamente empezó su expansión internacional, llegando primero a Egipto, Marruecos, Costa de Marfil, Kenia y Sudáfrica, para en 2014 abrir oficinas en Uganda, Tanzania, Ghana, Camerún, Algeria y Túnez. Actualmente opera en 14 países, todos ellos del continente africano.

Su filosofía: ser un marketplace para que otros vendan sus productos, principalmente de electrónica (smartphones, ordenadores, tablets…), aunque también ropa, artículos para la salud, o comida. ¿Cual es la clave de su éxito? En un continente devastado por siglos de explotación, colonialismo, y con conflictos intestinos alentados hasta la descolonización que han acabado haciendo trizas sociedades enteras, las rutas de comunicación y, por lo tanto, las entregas de mercancías, están seriamente tocadas en todos los países. En ese punto incide especialmente Jumia, con entregas incluso en motocicleta.

También ha tenido el acierto de aceptar pagos móviles en el momento de la entrega, ya que si bien el teléfono móvil convencional o el smartphone con dicha capacidad de pago son muy populares en el continente, las tarjetas de crédito a las que estamos habituados en el resto del mundo no disfrutan de tanta aceptación y uso.

Pese a esto, y como startup, Jumia todavía no ha conseguido beneficios, y lo que de momento depositan en ella los inversores (la operadora de telecomunicaciones sudafricana MTN es su principal accionista) es la fe en el futuro del proyecto.

Y por el momento, esta fe se ha visto recompensada con su salida a la bolsa de Nueva York, siendo la primera startup tecnológica africana en dar el salto al parqué bursátil norteamericano.

Con esta IPO (oferta pública inicial, por sus siglas en inglés), en Jumia esperan recaudar unos 200 millones de dólares, con la cual cosa superarán los mil millones de capitalización, convirtiéndose por lo tanto en el primer unicornio del continente africano.

Desde su debut, y tan solo pasados unos días, sus acciones han pasado de poco menos de 19 dólares a poco más de 25. El primer unicornio africano va por buen camino.

Cargando...