La infraestructura 5G de Huawei se hace un hueco en Europa

0

Huawei es conocida entre los usuarios gracias a sus smartphones y, en los últimos años, en especial por sus terminales de gama alta para los que se alía con Leica en pos de ofrecer una de las mejores fotografías en un teléfono móvil, si no la mejor. Pero la fabricante china no solamente vive de este segmento del mercado, y trabaja en muchos otros más, entre ellos las infraestructuras de telecomunicaciones, es decir, todo lo que se encuentra entre un móvil y el resto de la red.

Esta es época de cambios para las operadoras, en la que están migrando a una nueva infraestructura que sea capaz de soportar la 5G, tanto a nivel de frecuencias, como de velocidades. Y Huawei es una de las fabricantes que compite por equipar a estas operadoras y estas redes.

En los Estados Unidos, en el contexto de la guerra comercial que la administración Trump ha decretado contra China, la fabricante oriunda de aquel país tiene la entrada vetada a su mercado, bajo acusaciones de espiar para el gobierno chino, unas acusaciones que todavía no han podido ser demostradas fehacientemente. A esto, hay que añadirle la persecución contra sus directivos, que ya ha tenido respuesta por parte china.

Pero el viejo continente es otra historia: tanto el gobierno británico como el alemán, ya han dado su visto bueno a que Huawei pueda competir por un trozo del pastel de las infraestructuras 5G de sus respectivos países.

El caso británico es el más impactante, puesto que el país es un firme aliado de los Estados Unidos, una «relación especial» que une a ambos desde la Segunda Guerra Mundial, de la cual presumen a ambos lados del Atlántico.

No obstante, y según han informado oficiales del gobierno de Theresa May, Huawei ha recibido el visto bueno para encargarse de áreas de la red que no constituyen su parte nuclear, si no la periférica.

No obstante, altros responsables del gobierno norteamericano ya han afirmado que esto dificulta las futuras colaboraciones entre ambos ejecutivos y sus respectivos países, ya que los norteamericanos pueden considerar como no fiables los sistemas de comunicaciones británicos, con lo que la información intercambiada con dicho país podría empezar a limitarse.

Por su parte, el gobierno germano también eludió las presiones procedentes de Washington, permitiendo a las operadoras que participaron el mes pasado en la subasta de frecuencias para la 5G, utilizar material de Huawei.

Si bien el nuevo continente se le resiste (por lo menos en su parte norte), no pasa lo mismo en la «vieja» Europa.

¿Y en España?

Orange anunciaba ayer mismo que está probando la conectividad 5G en Andalucía en un entorno real, más concretamente en Málaga y con motivo del 5G Forum que se celebra en la ciudad.

Pese a que desde Orange se habla del terminal utilizado, el Mate 20X, es lógico pensar que la colaboración entre la operadora y la fabricante se limita sólo a esta parte de la cadena de la comunicación 5G, y que la fabricante china también está suministrando el equipamiento.

Parece que en España, por el momento, no ha puesto trabas a los negocios de Huawei.

Cargando...