La baja latencia del 5G abrirá un nuevo abanico de soluciones comerciales

Una de las características principales del 5G, y que se postula como una de las grandes mejoras respecto a la generación precedente de conectividad móvil, es una latencia muy baja.

La latencia se define como la suma de los retrasos que se van acumulando entre puntos intermedios en la transmisión de los datos, desde el origen (por ejemplo, un servidor) hasta su destino (el dispositivo cliente).

La latencia es un parámetro importante, porque cuanto mayor sea, más problemas de comunicaciones habrá, especialmente en aquellas comunicaciones síncronas que necesiten un gran ancho de banda.

Así, aplicaciones como la videoconferencia en alta resolución o el gaming, requieren de una latencia muy pequeña, que idealmente tienda a cero, para poder ofrecer un rendimiento correcto.

En un estudio recientemente presentado, 5G Americas, la entidad dedicada a promover la adopción de la banda ancha en el continente americano, explica el importante rol que va a tener la URLLC (Ultra-Reliable and Low-Latency Communication, comunicaciones de baja latencia ultra-fiables) de la 5G para la digitalización de la industria, ya que permitirá la automatización de las factorías además de otros avances como la conducción autónoma y las redes eléctricas inteligentes.

El estudio, que lleva por título «Nuevos Servicios y aplicaciones con comunicaciones ultra confiables y baja latencia con 5G» (y que puede ser descargado gratuitamente) detalla los principios para alcanzar URLLC, explica la necesidad de contar con un nuevo enfoque y resalta los requisitos clave de los servicios URLLC. Además, detalla los próximos casos de uso de URLLC en el transporte inteligente, la automatización de la industria y la telecirugía, y presenta los requisitos de latencia y confiabilidad para estas aplicaciones.

Las redes móviles y las industrias verticales están atravesando una importante transformación tecnológica ayudada por capacidades de comunicación críticas en términos de características de baja latencia y alta confiabilidad, especialmente en los sectores de atención médica, automotor, automatización industrial, de la energía y de la entretenimiento. Como los primeros despliegues comerciales de 5G se centran en casos de uso de banda ancha móvil mejorada, el futuro se está preparando para casos de uso que cuenten con características de confiabilidad ultra alta y baja latencia”, explicó José Otero, Vicepresidente de 5G Américas para América Latina y el Caribe.

La baja latencia es un ingrediente crucial para asegurar que las aplicaciones sean usables e interactivas ya sea que la comunicación ocurra de humano-a-humano, humano-a-máquina o máquina-a-máquina. Este reporte presenta una breve descripción de las aplicaciones emergentes, los desafíos de diseño y los enfoques potenciales en el diseño de URLLC.

Cargando...