El router modular Turris MOX llega a la venta retail

Una de las posibles configuraciones del Turris MOX
0

Turris MOX, el router modular basado en la filosofía del open hardware y nacido de un proyecto de micromecenazgo (crowdfunding) lanzado en Indiegogo del cual ya hablamos en su momento, ya se encuentra a la venta en tiendas como Amazon entre otras, una vez han sido entregados los ejemplares a los mecenas que aportaron al micromecenazgo.

Por cierto que la campaña para este dispositivo sobrepasó en un 50% la cantidad mínima solicitada para hacerlo viable, convirtiéndolo en uno de los proyectos checo más exitosos financiados hasta ahora de esta forma. Su impulsor ha sido la asociación CZ.NIC, que no es otra que la administradora del sufijo de dominio identificativo de los sitios web de la República Checa.

Pensado eminentemente para su uso profesional (aunque sin descartar el uso doméstico), su estructura modular permite adaptarlo modificando su funcionalidad para el uso que se le quiera dar, eligiendo los complementos adecuados.

Vista lateral del Turris MOX, abierto y preparado para conectar un módulo de funcionalidad
Vista lateral del Turris MOX, abierto y preparado para conectar un módulo de funcionalidad

Entre los roles que puede desempeñar, y además del de router, tenemos también el de switch, punto de acceso o, incluso, el de servidor. Las personas interesadas en su adquisición disponen de un configurador mediante el cual acabar de diseñar su equipo ideal con las funcionalidades que deseen.

La modularidad va a permitir, por ejemplo, actualizar la red Wi-Fi al nuevo estándar Wi-Fi 6 (802.11ax) cuando se desee, sin perder todo el router y sus configuraciones, con sólo cambiar al módulo Turris MOX B.

Igualmente, los puertos de red pueden ser Ethernet de cobre, o bien puertos SFP para cable de fibra, según sea necesario.

Uno de los módulos del Turris MOX
Uno de los módulos del Turris MOX

La flexibilidad del aparato permite que sea alimentado mediante PoE (Power over Ethernet), es decir, por el cable de red por el cual también le llega la señal de datos. Esto facilita su instalación en lugares en los que sea difícil o directamente imposible contar con un enchufe.

Finalmente, destacar que la organización CZ.NIC ha llegado a un acuerdo con Nextcloud para facilitar la creación de almacenamientos en la nube accesibles a través del Turris MOX.

Con la seguridad en mente

El Turris MOX cuenta con su propio sistema operativo, el Turris OS, el cual dispone de la funcionalidad de actualización automática, de forma que siempre está a la última y preparado para bloquear cualquier amenaza que llegue a la red a la que equipa.

Forzar las actualizaciones elimina el tedio de tener que hacerlas manualmente, un paso que, según indican desde CZ.NIC, la mayoría de los usuarios ni siquiera llevan a cabo, muchas veces por no recibir la información sobre la disponibilidad de actualizaciones (o no saber verla), cuando no se ignora directamente.

Dispone de un sistema capaz de identificar flujos de datos sospechosos (pertenecientes, por ejemplo, a malware que roba datos personales o que realiza ataques DDoS), de los cuales puede mandar información a los servidores de seguridad de CZ.NIC para su análisis, una tarea a la cual contribuyen todos los routers Turris MOX instalados en el mundo, creando así una suerte de inteligencia colectiva que facilita la protección de todos los usuarios.

Vista trasera de una de las configuraciones de Turris MOX
Vista trasera de una de las configuraciones de Turris MOX

También dispone de funcionalidad de servidor de túneles VPN, proporcionando con ello a los usuarios una conexión encriptada para la realización de tareas confidenciales. El filtro paterno PaKon permite proteger a los más pequeños de contenidos sensibles en su navegación por Internet.

Además de que el proyecto mismo del router abraza la filosofía open hardware, el software también es libre, lo que permite en todo momento la auditoría y revisión para saber qué hace, e incluso su modificación para adaptarlo a las necesidades de la organización que lo utiliza.

El Turris MOX puede adquirirse por 169 €, y sus módulos de extensión que permiten dotarlo de funcionalidades extra tienen un coste de entre 45 y 109 €, según la tarea que lleven a cabo.

Si nos vamos a un equipo clásico, con funcionalidad de router, Wi-Fi de banda dual, y cuatro puertos Ethernet, su precio se va a los 299 €.

Cargando...