Como saber qué interfiere en nuestra señal Wi-Fi

Test de velocidad

Cómo ya explicamos en este post hace una semana, la señal Wi-Fi no está pensada para abarcar una gran área, ya que es débil, y contando que utiliza unas bandas que pueden ser también utilizadas por otros dispositivos, es propensa a poder sufrir interferencias radioeléctricas.

Si en el post antes mencionado hablábamos de las luces navideñas (las que usualmente colocamos en el árbol de Navidad), dependiendo de donde tengamos ubicado nuestro router Wi-Fi, de la infraestructura eléctrica del lugar (por ejemplo, nuestro hogar) y de los electrodomésticos y aparatos que tengamos en funcionamiento, podremos experimentar interferencias en la señal.

Una vez constatemos que la Wi-Fi no acaba de funcionar como debería, lo normal es que nos preocupemos sobre cuál es la causa del problema y cómo solucionarlo. Para descartar una interferencia o hallar el dispositivo culpable, podemos intentar aplicar un método casero pero que, en ocasiones, puede solventarnos la papeleta.

La clave está en la velocidad

El método es simple, como ya hemos dicho, y no necesariamente es 100% efectivo, ya que la interferencia puede venir de fuera, pero por lo menos puede ayudarnos a eliminar posibles causas en el propio domicilio.

Se trata, simple y llanamente, de correr un test de velocidad dos veces, la primera con el dispositivo sospechoso de provocar la interferencia apagado y, si se puede, desconectado de la corriente (físicamente, con el cable desconectado del enchufe), y la segunda con el dispositivo conectado y en funcionamiento.

Obviamente, el test de velocidad debe ser realizado cerca del dispositivo, e incluso puede hacerse otro a medio camino entre el dispositivo y nuestro router o punto de acceso.

En el caso de las luces, que también pueden interferir (por ejemplo, por una combinación de cableado mal apantallado con paredes no muy gruesas y proximidad del router a dicho cableado), por lo que deberemos llevar a cabo un test con ellas apagadas, y otro con las luces encendidas.

Una vez realizados, las diferencias de velocidad nos darán la clave de si hay posibilidades de que aquel dispositivo esté provocando una interferencia o no. Recordamos que este método es orientativo, y no 100% exacto. Para hallar las causas de una interferencia con exactitud, deberíamos recurrir a métodos y herramientas profesionales.

En ADSLAyuda podréis encontrar herramientas como un test de velocidad que os vale para hacer esta prueba, además de otras como para saber cual es mi IP, o conocer la geolocalización de la IP.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más

id, leo ut adipiscing felis ut Aenean dolor